EL CUIDADO DE LA DIABETES TAMBIÉN ES DE LA PIEL

EL CUIDADO DE LA DIABETES TAMBIÉN ES DE LA PIEL

Sabemos que todos debemos cuidar nuestra piel, pero las personas con diabetes deben hacer un esfuerzo aún mayor ya que, debido al mal funcionamiento del sistema inmune, se reduce la capacidad del organismo de responder ante el ataque de bacterias y hongos.

Existen ciertos parecimientos que pueden presentarse en la piel de una persona con diabetes:

  • Dermopatía diabética.Se caracteriza por la aparición de manchas rojizas que con el tiempo se hacen oscuras y forman pequeñas costras. No generan dolor no consecuencias graves, pero suelen ser incómodas visualmente para quien las tiene. Se curan cuando se controla la diabetes.
  • Piel amarilla.Es común que las personas con diabetes presenten en las palmas de las manos y las plantas de los pies una coloración amarillenta cuando sus niveles de azúcar están más altos de lo normal. Esto afecta al colágeno, proteína natural del cuerpo que se encarga de proporcionar fuerza a los huesos, piel, uñas y cabello.
  • Bullosis diabeticorum.Se caracteriza por la aparición repentina de ampollas en antebrazos, piernas, pies y dedos, sin embargo, éstas no generan molestias.
  • Necrobiosis lipoídica.Son erupciones pequeñas, de color rojo, que tienden a endurecerse; crecen lentamente hasta bifurcarse unas con otras formando placas de diferentes tamaños, con bordes amarillos y a veces causan comezón.
  • Eritema diabético.Consiste en la aparición de manchas rojas que no generan dolor y generalmente se presenta en personas de edad avanzada.

Para cuidar una piel diabética correctamente, sigue estas sencillas recomendaciones:

  • Mantén bajo control a la diabetes y sigue las indicaciones médicas.
  • Después de bañarte, seca completamente los pliegues del cuerpo (axilas, inglés, cuello, etc.) para evitar la humedad y posibles infecciones.
  • Utiliza todos los días productos dermatológicos que sean muy humectantes y suaves para evitar una irritación. La piel diabética siempre debe estar hidratada.
  • Aplica diariamente protector solar para piel sensible.
  • Evita rascarte costras y extrema los cuidados al cortar las uñas.
  • Usa zapato cómodo para proteger los pies, ya que hasta las lesiones más pequeñas pueden ser propensas a infectarse porque la circulación sanguínea insuficiente afecta a la cicatrización, teniendo como consecuencia, en el peor de los casos, la amputación de extremidades.
  • Visita a tu médico si notas cualquier anomalía.

Y como queremos facilitarte las cosas para que tengas una piel sana, te compartimos algunos productos que podrán ayudarte a cuidar tu piel diabética:

← Publicación más antigua Publicación más reciente →

Dejar un comentario

DermaTips

RSS
¿Cuándo comenzar con una rutina antiedad?

¿Cuándo comenzar con una rutina antiedad?

La respuesta puede sorprenderte: ¡nunca es demasiado temprano para empezar! Si bien es cierto que los signos visibles del envejecimiento, como arrugas y manchas, pueden...

Leer más
Mitos y realidades del Retinol

Mitos y realidades del Retinol

El retinol es un ingrediente que ha tomado mucha popularidad últimamente por sus grandes beneficios antimanchas y antienvejecimiento, pero también tiene muchos mitos a su...

Leer más