Tipos de Acné y cómo identificarlos.

Tipos de Acné y cómo identificarlos.

¿Alguna vez te has preguntado por qué esos molestos granitos aparecen de la nada y a veces son diferentes? El acné puede ser confuso y frustrante, pero no te preocupes, en este artículo vamos a desglosar los diferentes tipos de acné, cómo identificarlos y qué puedes hacer para tratarlos.

 

  1. Acné Comedónico (puntos negros y puntos blancos)

Puntos Negros

Apariencia: Pequeñas protuberancias oscuras en la superficie de la piel.

Causa: Poros obstruidos por exceso de grasa y células muertas. El color negro se debe a la oxidación de la superficie del poro abierto.

Tratamiento: Limpieza regular con un limpiador suave, exfoliación ligera y productos con ácido salicílico.

 

Puntos Blancos

Apariencia: Pequeñas protuberancias blancas o color carne.

Causa: Poros obstruidos que permanecen cerrados en la superficie de la piel.

Tratamiento: Uso de limpiadores y tratamientos tópicos con peróxido de benzoilo o ácido salicílico.

 

  1. Acné Papuloso

Apariencia: Pequeñas protuberancias rojas, a veces dolorosas al tacto.

Causa: Inflamación de los poros debido a la proliferación de bacterias.

Tratamiento: Productos antiinflamatorios y antibacterianos, como el peróxido de benzoilo y el ácido salicílico.

 

  1. Acné Pustuloso

Apariencia: Protuberancias rojas con una punta blanca o amarilla llena de pus.

Causa: Infección bacteriana que provoca inflamación y acumulación de pus.

Tratamiento: Limpieza suave, tratamientos tópicos antibacterianos y evitar reventarlos para prevenir cicatrices.

 

  1. Acné Nodular

Apariencia: Protuberancias grandes, duras y dolorosas bajo la superficie de la piel.

Causa: Infección profunda dentro de los poros, que puede durar semanas.

Tratamiento: Consulta con un Dermatólogo. Pueden ser necesarios tratamientos más fuertes, como antibióticos o retinoides.

 

  1. Acné Quístico

Apariencia: Protuberancias grandes, llenas de pus, dolorosas y a menudo dejan cicatrices.

Causa: Infecciones profundas y graves que afectan las capas internas de la piel.

Tratamiento: Siempre consulta a un Dermatólogo para este tipo de acné. Los tratamientos incluyen medicamentos recetados y procedimientos dermatológicos.

 

  1. Acné Hormonal

Apariencia: Brotes a menudo alrededor de la mandíbula y el mentón, relacionados con el ciclo menstrual.

Causa: Fluctuaciones hormonales, especialmente en mujeres adultas.

Tratamiento: Consultar con un Dermatólogo para tratamientos hormonales. Hay tópicos específicos que pueden ser útiles.

 

¿Cómo identificar tu tipo de Acné?

 

Observa la apariencia

Color y tamaño: ¿Son pequeños o grandes; negros, blancos o rojos?

Ubicación: ¿Están en la superficie de la piel o son protuberancias profundas?

 

Evaluar la sensación

Dolor: ¿Son dolorosos al tacto o simplemente molestos?

Textura: ¿Son suaves, duros o llenos de pus?

 

Considera los factores externos

Ciclo menstrual: ¿Tus brotes coinciden con tu ciclo?

Estrés y dieta: ¿Notas más acné en momentos de estrés o después de ciertos alimentos?

 

Conocer el tipo de acné que tienes es el primer paso para encontrar el tratamiento adecuado. Recuerda, cada piel es única y puede requerir diferentes cuidados. Si tu acné es severo o persistente, no dudes en consultar a un dermatólogo para recibir un tratamiento personalizado.

 

En Dermaexpress, tenemos una amplia gama de productos que pueden ayudarte a manejar cualquier tipo de acné. ¡Visítanos y encuentra el producto perfecto para ti! Y recuerda, una piel saludable es una piel feliz.

 

 

 

 

 

 

← Publicación más antigua Publicación más reciente →

Dejar un comentario

DermaTips

RSS
AZELOGLICINA, trata la rosácea y el acné

AZELOGLICINA, trata la rosácea y el acné

Si estás buscando un producto que te ayude a mantener la salud de tu piel evitando la irritación, picazón, ardor o sensibilidad que frecuentemente tienen...

Leer más
Mitos y realidades del Acné

Mitos y realidades del Acné

Todas hemos escuchado alguna vez consejos sobre el acné que suenan más a cuentos de abuelitas que a hechos científicos. Pero, ¿qué hay de cierto...

Leer más