PIEL DESHIDRATADA NO ES LO MISMO QUE PIEL SECA

PIEL DESHIDRATADA NO ES LO MISMO QUE PIEL SECA

Se tiene la idea errónea de que una piel deshidratada es lo mismo que una piel seca… pues no es así. La piel seca se refiere a la piel carente de sebo o grasa, mientras que la piel deshidratada tiene poca agua.

Cualquier tipo de piel puede tener deshidratación, ya sea mixta, grasa o seca. Además, la deshidratación es pasajera y se puede revertir tomando agua frecuentemente y con algún tratamiento dermatológico que ayude a la piel a retenerla.

Los síntomas principales de una piel deshidratada es la sensación de tirantez persistente, sobre todo después de lavarla, la aparición de escamas, aspecto sin luminosidad y falta de suavidad y elasticidad.

¿Y cuáles son sus causas? Pues, como el nombre lo dice, la falta de agua, que es el principal factor; el ambiente, el estrés, usar productos cosméticos y de higiene muy agresivos, el tabaco y algunos fármacos, por ejemplo, los que son para el tratamiento del acné.

Cabe mencionar que es muy importante mantener una piel bien hidratada para que cumpla eficientemente su función protectora y mantenerse saludable. Por eso, te queremos dar algunos ejemplos de productos que puedes complementar en tu rutina para mantener una piel bien hidratada:

← Publicación más antigua Publicación más reciente →

Dejar un comentario

DermaTips

RSS
¿Qué es el estrés oxidativo?

¿Qué es el estrés oxidativo?

¿Has oído hablar del estrés oxidativo, pero no estás seguro de qué significa y cómo puede afectar tu piel? Estamos aquí para explicarte todo.  ...

Leer más
¿Cuándo comenzar con una rutina antiedad?

¿Cuándo comenzar con una rutina antiedad?

La respuesta puede sorprenderte: ¡nunca es demasiado temprano para empezar! Si bien es cierto que los signos visibles del envejecimiento, como arrugas y manchas, pueden...

Leer más